Más imágenes

Cigalas

Detalles:

La cigala es un crustáceo que habita en los fondos marinos a gran profundidad, a unos 800 m. pudiendo alcanzar hasta los 25 cm. Necesita fondos blandos de grano fino donde excavar galerías a modo de refugio. Son muy territoriales, con mayor actividad al anochecer y amanecer para alimentarse. Es un depredador que vive en solitario y se alimenta fundamentalmente de pequeños peces, crustáceos y moluscos.
Abunda durante todo el año en en la costa Atlántica, desde Cabo Norte hasta Marruecos, en el Mediterráneo y en el mar Adriático. Se pesca con artes de arrastre en fondo y se extrae a menudo mezclada con otras especies.
Es un crustáceo muy apreciado por su exquisito sabor. Se puede preparar, cocido, a la plancha o en guisos y arroces.

De: 34,50 €

Para: 152,03 €

Precio según configuración: 0,00 €

* Campos Requeridos

Precio según configuración: 0,00 €

Detalles

ELABORACIÓN:

Las cigalas se preparan habitualmente cocidas o a la plancha que es como se obtiene su mejor esencia y sabor.
Si queremos prepararlas cocidas, preparamos dos recipientes con 3 litros de agua cada uno y se le añaden entre 100 y 140 gr. de sal a cada recipiente, poniendo uno al fuego muy fuerte y añadiendo al otro hielo en cantidad. Cuando el agua esté hirviendo, se cuecen las cigalas introduciéndolas en la cazuela y cuando vuelva a hervir dejándolas de un minuto y medio a dos que cuezan. Acto seguido se sacan del agua hirviendo y se meten en el recipiente que hemos preparado con el agua con hielo. De esta forma rompemos drásticamente su cocción y la carne queda más apretada y resultan más fáciles de pelar.
Para preparar las cigalas a la plancha, podemos proceder preparando una cama de sal, añadiendo en la plancha o sartén sal extendida y salpicándola con agua para que al ponerla a fuego fuerte se cree una cama que cocine las cigalas.Sobre este lecho cocinaremos a la plancha las cigalas, cogiendo por si mismas el grado de sal necesario, aunque los “más salados” añaden un poco de sal gorda sobre las cigalas en la sartén. Intentar no pasarse de cocción o plancha con las cigalas es muy importante al igual que ocurre con las gambas y los langostinos.

Información

Marca Mansión Gourmet
D.O./Origen Galicia
Elaboración Las cigalas se preparan habitualmente cocidas o a la plancha que es como se obtiene su mejor esencia y sabor.
Si queremos prepararlas cocidas, preparamos dos recipientes con 3 litros de agua cada uno y se le añaden entre 100 y 140 gr. de sal a cada recipiente, poniendo uno al fuego muy fuerte y añadiendo al otro hielo en cantidad. Cuando el agua esté hirviendo, se cuecen las cigalas introduciéndolas en la cazuela y cuando vuelva a hervir dejándolas de un minuto y medio a dos que cuezan. Acto seguido se sacan del agua hirviendo y se meten en el recipiente que hemos preparado con el agua con hielo. De esta forma rompemos drásticamente su cocción y la carne queda más apretada y resultan más fáciles de pelar.
Para preparar las cigalas a la plancha, podemos proceder preparando una cama de sal, añadiendo en la plancha o sartén sal extendida y salpicándola con agua para que al ponerla a fuego fuerte se cree una cama que cocine las cigalas.Sobre este lecho cocinaremos a la plancha las cigalas, cogiendo por si mismas el grado de sal necesario, aunque los “más salados” añaden un poco de sal gorda sobre las cigalas en la sartén. Intentar no pasarse de cocción o plancha con las cigalas es muy importante al igual que ocurre con las gambas y los langostinos.