Más imágenes

Nécora de importación

Detalles:

La nécora de importación, aunque algo menos sabrosa que las nécoras de las Rías, son también un delicioso manjar, más económico y está disponible todo el año, ya que no tiene periodos de veda durante los seis primeros meses del año. Por lo tanto, todas las nécoras que nos encontremos en el mercado durante este periodo siempre son de importación.

De: 25,65 €

Para: 79,48 €

Precio según configuración: 0,00 €

* Campos Requeridos

Precio según configuración: 0,00 €

Detalles

ELABORACIÓN:

La forma más habitual de cocinar las deliciosas nécoras es cociéndolas en agua que las cubra totalmente y añadiendo entre 60 y 70 gr. de sal por litro. Cuando el agua rompa a hervir, las dejamos entre 4 y 7 minutos cociendo en función del tamaño de las nécoras y una vez transcurrido el tiempo están listas para deleitar nuestro paladar con su sabor y textura de su carne.
Otra forma de preparar las nécoras menos conocida pero con la que se obtiene el máximo de su sabor es cocinarlas a la plancha. Para ello preparamos la plancha manchándola de aceite y colocamos las nécoras primero boca arriba rociándolas con sal gorda. Transcurridos un par de minutos, volvemos a embadurnar la plancha con aceite y las damos la vuelta, volviendo a rociar sal gorda sobre su caparazón y esperando otro par de minutos hasta que queden cocinadas. Esta forma de preparar las nécoras nos permitirán degustarlas y obtener de ellas el mejor de sus sabores.

Información

Marca Mansión Gourmet
D.O./Origen Importación
Elaboración La forma más habitual de cocinar las deliciosas nécoras es cociéndolas en agua que las cubra totalmente y añadiendo entre 60 y 70 gr. de sal por litro. Cuando el agua rompa a hervir, las dejamos entre 4 y 7 minutos cociendo en función del tamaño de las nécoras y una vez transcurrido el tiempo están listas para deleitar nuestro paladar con su sabor y textura de su carne.
Otra forma de preparar las nécoras menos conocida pero con la que se obtiene el máximo de su sabor es cocinarlas a la plancha. Para ello preparamos la plancha manchándola de aceite y colocamos las nécoras primero boca arriba rociándolas con sal gorda. Transcurridos un par de minutos, volvemos a embadurnar la plancha con aceite y las damos la vuelta, volviendo a rociar sal gorda sobre su caparazón y esperando otro par de minutos hasta que queden cocinadas. Esta forma de preparar las nécoras nos permitirán degustarlas y obtener de ellas el mejor de sus sabores.